CONSEJOS PARA QUEDAR BIEN CON QUIENES NO INVITAS A TU BODA

Cuando empiezas a organizar tu boda, todo es ilusión y emoción, pero a medida que vamos avanzando con los preparativos, se acerca la fecha, todo cambia, y hay situaciones que se descontrolan.

Un tema que preocupa, son los invitados, esos invitados que se piensan que tienen que estar en tu boda, sólo por el simple hecho de ser conocidos.

Hay que tener en cuenta que la lista de invitados está vinculada en 2 factores:

  • El presupuesto: más invitados, más caro
  • Tipo de boda: boda grande, mediada o pequeña

Así, que os voy a dar unos consejos, y sin morir en el intento, para decir “No estás invitado a mi boda

Estamos en una sociedad, que en general cuesta decir NO, así que, imagínate que tienes que decirle a alguien que “no estás invitado a mi boda”, te mueres en el intento y pensar en que quedarás mal.

Lo primero que tienes que hacer, es empezar a avisar desde el principio, para que la gente no tenga falsas esperanzas.

Toma nota en cómo decir NO

1.- Familiar

Ésta es la situación más complicada, tanto para ti, como para tus padres

Si no quieres invitar a ciertos familiares, es que no tienes una relación muy cercana o buena.  Así que ellos esto también lo saben y toda explicación que les des estará de más.

En este punto, lo que os recomiendo es que mejor sean tus padres los que digan la noticia a estos familiares, con la excusa de que no hay espacio o hay que ajustar el presupuesto

2.- Compañero del trabajo

No tienes porque invitar a tus compañeros de trabajo, por convivir a diario con ellos.  Ni si invitas a uno, tener que invitar a todos.

Así, que te aconsejo, que en el entorno laboral, seas discreto con la boda.  Y al momento de dar las invitaciones, no lo hagas en el lugar de trabajo, delante de todos, se discreto.

Y si alguien te pide explicaciones, comentas que es una boda pequeña, con los mejores amigos y familiares más cercanos

3.- Conocido

El conocido, nos referimos a aquellas personas, que en algún momento hemos tenido una amistad.  Muchas veces, haces una publicación en las redes sociales, anunciando que te casas, y recibes muchas felicitaciones.

Con esto, nos podemos encontrar, que algún conocido contacte y de la sensación que quiere ir a la boda o se autoinvite.  Para salir del paso, usa la frase: “muchas gracias por tu felicitación, estamos muy contentos, nos vemos pronto

4.- Bodas sin niños

Como todos sabemos, las bodas son largas, y sobre todo las de la noche y no todos los niños se divierten o aguantan el ritmo de la fiesta.

Por tanto, si decides que no quieres niños en la boda, tienes que ser transparente al enviar la invitación.

En la invitación, puedes poner: “Señor y Señora X”; “Señor y Señor X”; “Señora y Señora X””;  o directamente “Boda sin niños”.

Seguramente, a más de un invitado se ofenderá con la idea de que sus hijos no estén invitados a la boda, pero habrá otros que se lo agradecerán.

Siempre argumentando que es una boda para adultos.  La decisión la tomas tú, es tu boda y tu decides quien invitas y quien no.

Nos podemos encontrar en el caso contrario, que invitas a alguien y éste no quiera venir, pues igual que tu no invitas a unos, otros no quieren venir.  Puede haber muchos motivos y hay que aceptarlos.  Cada uno decide como pasa su tiempo, la economía de cada persona, etc, etc.

RELÁJATE

Organizar una boda conlleva ciertos momentos de estrés, y la elaboración de la lista de invitados es complicada. Piensa que siempre tienes que cortar por algún lado, así que no te preocupes por ello y recuerda que las personas que te quieren y los amigos de verdad seguirán siéndolo siempre, pase lo que pase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *